20 jul. 2009


Aún puedo escuchar tu voz de tantos deseos
y ahora tienen tu calor mi destino nos traicionó
y hoy mi alma se va sin tu perdón
aunque me falte y la dicha de tu amor
si mi extrañas mira al cielo
que en esa estrella estaré yo